El arte en Dracula de Coppola

La novela Drácula de Bram Stoker (1897) se ha adaptado a la pantalla en numerosas ocasiones, la mayoría de las veces de una manera simplista, pero Francis Ford Coppola logró hacer que su adaptación en 1992 fuera increíblemente única, además de muy fiel al libro de Bram Stoker y gran parte del mérito fue del arte en Dracula

La estética general de la película —su cinematografía, escenografía, vestuario, maquillaje y peinado— la convierte en la película fenomenal que es, y es en parte la razón por la que la película aún se mantiene con el paso del tiempo. El Drácula de Coppola se basa en la parte romántica de la historia. Si, hay terror, pero sobre todo es la historia de alguien que pierde a su amada y se rebela. Hoy queremos profundizar en el departamento de arte en Dracula de Coppola

Sinopsis

La adaptación de 1992 de Drácula está protagonizada por Gary Oldman como Vlad el Empalador, Winona Ryder como Mina Harker, Anthony Hopkins como el profesor Abraham Van Helsing y Keanu Reeves como Jonathan Harker.

Drácula (Vlad el empalador), es castigado por Dios a vivir una vida eterna dependiendo de la sangre. En Transilvania, a fines del siglo XIX, ve una foto de la prometida de Jonathan Harker, Mina, y cree que ella es la reencarnación de su esposa fallecida hace mucho tiempo. La historia sigue a Drácula mientras viaja desde Transilvania a London en un intento por recuperarla.

El vestuario

Eiko_Ishioka
Eiko_Ishioka

Eiko Ishioka, la directora de vestuario, nunca había visto una película de vampiros antes de conseguir el trabajo. Eso resultó ser algo bueno para realizar los vestuarios del departamento de arte en Dracula.

Ishioka dudaba en asumir el puesto de diseñadora de vestuario, ya que había trabajado anteriormente como diseñadora de producción y directora de arte; el vestuario parecía ser un papel más limitado. En Drácula de Coppola, el vestuario ocuparía un lugar central por su gran escala y construcción lujosa, así como por su originalidad.

Ella miraba el arte y fusionaba pequeños fragmentos de inspiración, especialmente de animales y plantas, etc. Hubo una escena con monjas y esperaba que tuvieran hábitos de monja en blanco y negro. En cambio, tenían este tipo de hábitos de monja de color topo. Le dije: ‘Eiko, ¿cómo se te ocurrió este color?” Y ella dijo: “Bueno, las monjas, son como hongos, viven en la oscuridad’. Hiciera lo que hiciera, siempre rompía con la tradición, y ella fue a por ello “.

La camisa de fuerza usada por el personaje perturbado Renfield (Tom Waits) se inspiró en la forma de una lombriz de tierra. El vestido de novia blanco usado por Lucy (Sadie Frost) tiene un cuello que recuerda a una gorguera isabelina, el lagarto de collar australiano es su gatillo.

Durante una de nuestras discusiones iniciales, Coppola me dijo: ‘Drácula es una presencia profundamente misteriosa, y quiero que sus diferentes lados (humano, animal, masculino, femenino, viejo, joven, occidental, oriental) abarquen toda la gama”, Ishioka explica.

La investigación de las múltiples regiones y períodos de tiempo que el Conde habría experimentado, incluidas las culturas bizantina, asiática y británica, fue fundamental para crear un Drácula que tenía un “millón de caras” y exhibía una “transformación sin fin”. Se prestó especial atención a El beso de Gustav Klimt.

“Cuando [vi la] pintura, pude sentir el sabor muy oriental con la pintura occidental. Quería expresar la cultura híbrida, el encuentro entre Oriente y Occidente “.

Los nuevos enfoques estéticos también recorrieron el cabello y el maquillaje, haciendo referencia a los peinados indios Hopi y la elaboración con técnicas utilizadas en el teatro Kabuki, llevando a Drácula más allá del cliché de una capa.

Para la armadura de Dracula del principio de la película, se inspiro en la forma de un lobo

Influencias del Arte en Dracula

Debido a la ambientación de la película, la influencia del arte bizantino se deja ver durante gran parte de la película. Pero las influencias del arte en el largometraje incluyen muchas épocas. Hemos visto como Klimt y los prerafaelitas han influenciado varios vestuarios.

Pero incluso en los maquillajes y diseños de personajes, encontramos detalles sacados de distintas épocas. El arte en Dracula está inspirado por prerafaelitas, los simbolistas, los románticos, o gente como Füsli, que puede ser neoclásico o pre-romántico. Como esta imagen de “la pesadilla” de Henry Füslli,

La influencia de los prerafaelitas Waterhouse y Millais se percibe en todo London, no solo en el pelo rojo tan preferido por estos pintores, sino incluso en planos iguales (habitualmente en espejo de los originales)

El castillo de Drácula, lejos de ser El Castillo de Bran en Transilvania (que la creencia popular o las agencias de viajes consideran el castillo original del conde Vlad el Empalador), Coppola opta por usar de referencia el cuadro “Black idol” de Kupka

La documentación que Coppola realizó para la creación de los escenarios y vestuarios es sencillamente una clase magistral de cine, nos enseña como deben ser las planificaciones y hasta que punto, las referencias ayudan a previsualizar una película y a diseñar su arte. El arte de Dracula es un ejemplo perfecto de esta técnica.

Espero que lo hayáis disfrutado.

Rubén


si te interesa aprender cine, es tu momento perfecto:

curso de fundamentos del cine.

Deja un comentario