Guiones de TV. Cómo escribirlos.

¿Has pensado en escribir guiones para TV? El mundo de la TV es el reino de los los escritores. Porque si en cine, el director es el Rey, y hace y deshace, en TV no hay tiempo. Y por eso aquí, el guionista es el Rey.

guiones para tv
página de guion de Anatomía de Grey, piloto

¿Qué es un guion de TV?

Aquí debemos diferenciar claramente 2 temas

  • Programas o “shows” televisivos
  • Drama (series o tv movies)

En el caso de los programas o shows, se usa mucho más una escaleta con los tiempos bien marcados, parecido a un guion de radio, y es completamente diferente a lo que estamos habituados como escritores de guion.

Pero cuando se trata de drama, el guion se convierte en un show trepidante. La televisión es un medio emocionante para los escritores porque pueden controlar todo, desde las historias que se cuentan hasta cómo se construyen los decorados. Los escritores de televisión desarrollan historias, escriben guiones, hacen ediciones y revisiones, y ayudan a determinar cómo se ve un episodio.

¿En que se diferencia de escribir para cine?

La mecánica de escribir un guion de tv es parecida (pero no igual) a la de escribir un guion para cine: en ambos casos tendremos un librito escrito con software para guiones (Final Draft, Celtx, etc.), y ambos usan encabezados de ubicación, encabezados de personajes, descripciones de escenas y diálogos . Pero los dos procesos de escritura de guiones tienen varias diferencias. He aquí por qué escribir para televisión es diferente:

  1. Los guiones de tv son más cortos que los de películas. Escribir un episodio de televisión lleva menos tiempo y tiene menos páginas. Los episodios de televisión tienen una duración de 30 minutos o 60 minutos con pausas comerciales, mientras que los largometrajes tienen una duración mínima de 90 minutos.
  2. Los programas de televisión tienen diferentes estructuras narrativas. Una película tiene un comienzo, un medio y un final claros, mientras que los programas de televisión son episódicos y permiten múltiples comienzos, medios y finales. Cada guión de televisión es parte de una narrativa más amplia, con múltiples personajes y arcos de la historia divididos en una serie de episodios y temporadas.
  3. Los guiones de tv no tienen por qué resolver todas las historias de inmediato. Cada episodio llegará a su propia conclusión, pero no es necesario que estén bien terminados; las historias y los personajes seguirán creciendo en el próximo episodio. Los escritores de televisión pueden tomarse las cosas con calma, jugar con situaciones de suspenso y permitir que las tramas se desarrollen con el tiempo.
  4. Los guiones de televisión se basan en diálogos. Los programas de televisión suelen centrarse en la escritura en lugar de las imágenes para impulsar la historia. La televisión, para algunos, acompaña mientras hacen otras cosas. Así pues, es necesario que la historia se entienda aunque estés planchando ropa y no puedas mirar. En cine, la imagen importa más, porque se le supone una atención individida.
  5. Los programas de televisión requieren más escritura a largo plazo. Los episodios individuales son más cortos que las películas, pero requieren más escritura en el transcurso de una temporada o una serie completa.

Estructura de episodios en guiones para tv.

Antes de comenzar a escribir un guion, es importante comprender cómo estructurar un episodio de televisión. Aquí veremos cómo está estructurado un programa de televisión estándar de una hora.

Por lo general, en las cadenas de televisión, hay alrededor de cinco actos que duran aproximadamente 11 páginas cada uno.

Acto I: Presenta a tus personajes y presenta el problema.
Acto II: Escala el problema.
Acto III: Ocurre algo malo. Lo peor posible
Acto IV: Comienza el tictac del reloj.
Acto V: Haz que los personajes lleguen a su momento de victoria.

Es útil pensar en cómo quieres que terminen cada uno de tus actos cuando comiences a diseñar la estructura de tu episodio. Resuélvelos con anticipación y configura adecuadamente t historia para ellos, en lugar de dar un giro al final de cada acto solo por la emoción.

Los otros componentes esenciales de tus episodios son tus tramas A, B y C:

Trama A: La historia A involucra a tu personaje principal y es el núcleo de tu capítulo.
Trama B: La trama B es secundaria y ayuda a que la narrativa siga avanzando.
Trama C: La línea argumental c, a veces denominada “el corredor” o “the runner”, es la trama más pequeña y tiene el menor peso.

Si quieres saber más sobre escritura para series y guiones para TV, no te pierdas nuestro curso

Curso de Guion Online
Curso de Guion Online

Deja un comentario